domingo, 17 de enero de 2010

El barrio donde vivo


Grecia Leylani Zwanziger Hernández
3er. Semestre "C", Escuela Preparatoria De "El mariscal"
Motozintla Chiapas.

17/ene/2010
1/3
El barrio donde se ubica mi casa se llama San Antonio, es un barrio céntrico y es una de las entradas principales y más concurridas de nuestra ciudad, la calzada de mi barrio ha pasado por varias catástrofes, si no es la inundación, es la pavimentación, entre otras. En mi barrio hay una gran accesibilidad a todo, al sur de esta se encuentra el hospital o seguro social (IMSS), lo que nos hacer llegar a menor tiempo, si se enferma alguien o hay algún herido, hace tiempo se encontraba la central de autobuses, que era muy bueno, aunque ahora se cambiaron a otro lugar, que nos queda más lejos, aparte el barrio tiene la gran accesibilidad a todo y de todo.

Lo que me gusta de mi barrio es que, si buscamos algo, lo encontraremos, hay una primaria, que como dice mi hermano, bien “chida”, como ¡no!, si se levanta tarde y solo camina siete casas y llega, era genial que el preescolar estuviese a la vuelta de tu domicilio, me encantaba, y mucho mejor, si tenía una malla que dividía entre tu patio y el kínder, tiempos aquellos.

En mi barrio existe una gran variedad de centros comerciales, abarrotes, tortillerías, venta de bebidas alcohólicas, etc. Todas abiertas las 24 horas del día, por si las fiestas. Si hablamos de la vida nocturna, en mi barrio hay hoteles, posadas, si de comida se trata; tacos nocturnos, tamales chiapanecos, empanadas voladoras, “pollo feliz” , hamburguesas y hot dog`s, tortas, etc. Todo esto es poco, si necesitamos uniformes escolares hay dos tiendas especialmente expertas en eso, si necesitamos estrenar ropa, zapatos y accesorios de la mejor calidad, hay una boutique que tiene lo que necesitamos, y con su lista de clientes morosos, que irónicamente son del mismo barrio, hay farmacias, paleterías, mecánica automotriz, refaccionaria, vidriería, hojalaterías, venta de moto cierras, cerrajería en general, escuelas de computación. Existe una cosa muy importante y que no hay que olvidar, lo que hace único eh inolvidable a mi barrio, por supuesto, a su gente, tan “hospitalaria”, “servicial”, “bondadosa”, tan positiva, con tanta vibra ¡no!, y lo que aún se me hace difícil de entender, que facilidad de palabra tienen los vecinos, son de lo genial. No podría pedir más, mi barrio lo tiene todo, una de mis mejores amigas vive cerca, el centro me queda cerca, es de lo mejor y más “in” en Motozintla. ¡Excelente!
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
LA ÚLTIMA FIESTA.
2/3


Cabe mencionar que últimamente no he asistido a muchas fiestas. Desde vacaciones hemos estado en la escuela y pues no hemos tenido tiempo ni para salir con los amigos.

Aunque si, dejando todo eso creo que la única ocasión fue el 15 de septiembre en la noche del grito de independencia, esa vez nos reunimos tos los amigos para salir, me quede en mi casa, y me pasaron a traer, fuimos al parque, estuvimos hasta las 11, cuando paso el grito no sabíamos que hacer, una a amiga quería entrar a la disco, pero decidimos que no la mayoría, porque no nos gusta, llevaba mi carro y le dimos varias vueltas a Motozintla, fuimos a Mazapa y regresamos, estábamos aburridos, teníamos hambre y sed, justo la mama de una amiga le hablo y le dijo si queríamos llegar a su casa, y que estaban sus otros amigos ahí, pues decidimos ir, llegamos y habían preparado botanas, comida, refrescos, había luz y sonido, lo mejor entre amigos, bailamos, cantamos en karaoke, vimos una película muy interesante, y lo mejor no las pasamos genial, diversión sana y sin estar en la calle.

Al estar muy cansados decidimos regresar a nuestras casas, la mamá de un amigo le hablo, porque ya era tarde, nos despedimos, y fui a dejar a cada uno de mis amigos a sus respectivas casas.

Esa fue nuestra gran fiesta.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
COMO SON Y CUANTAS SON LAS MUJERES EN MI FAMILIA.
3/3

Antes que nada, conviene mencionar que mi familia es muy numerosa, están mis abuelitos, cinco tías y cinco tíos, cada uno de ellos tiene un hijo, excepto por seis de ellos que tienen pares, por ende somos 14 primos, en la ciudad donde vivo solamente tengo un tío y una tía, por supuesto también mi mamá, los demás viven lejos, en ocasiones convivimos como algún cumpleaños u otra festividad, pero por lo general anda muy dispersa la familia, no somos muy unidos.

En mi familia hay de todo, y aparte de que es numerosa pienso que es algo disfuncional y rara, pero, qué familia no es rara. Dejando por un lado todo lo mencionado, hablaremos de las mujeres en mi familia, comenzando desde la mayor, mi abuelita, para mí es como una segunda madre, solo por no ser biológica, tiene un carácter fuerte, pero muy pasivo a la vez, lógicamente piensa como alguien mayor, no nos deja hacer muchas cosas, y a veces no concluimos en una misma idea, la adoro, me súper consiente, y yo soy su favorita, por ser su primer nieta de su hijas. De ella surgieron cinco pequeñas y curiosas niñas, ¡arr!, mis tías, en su momento de buen humor, adorables, pero si las sacas de sus casillas, muerte segura. Con mis primos les ponemos apodos a todas que las distingue considerablemente, hablemos de la mayor, “la doctora”, no es médico general o trabaja en un hospital, es odontóloga, su temperamento es algo agresivo, despreocupada, desachirada, le encanta armar fiestas, otra característica, piensa que el planeta y el tiempo se para mientras esta al espejo, aunque haya una fila de pacientes esperando. Tiene una hija, es dos años menor que yo, pero me lleva la delantera en mucho, y no es en el estudio o algo productivo, es muy material y despreocupada, le encanta comer y comer.

Mi segunda tía “la vegetariana” ella como su apodo lo dice, se cree vegetariana y no lo es, quisiera tener su propia granja, con cultivos, lagos, una choza o vivir en una colonia remota, cundo está de buen humos es muy entendible y fácil hablar con ella, tiene una hija, mi prima más cercana, porque vive a un costado de mi casa, todo lo contrario, si su mama es vegetariana y quiere que lo sea su hija, error, en su casa come lo que le dan, pero en cuanto sale de su casa ¡agárrense!, es un poquito histérica, es mi mejor amiga, me escucha y nos tenemos un gran cariño.

Mi tercera tía, es linda, su apodo es cruel porque a veces se pasa, quiere influir en todo, como fue la mejor estudiante y uno de los mejores ejemplos en la familia, se entiende, es bioquímica, en su área no me meto, es excelente y como todo lo malo tiene algo bueno, se deja así. Tiene una hijita de 9 años, y como dicen de tal palo tal astilla, es igual a su mamá.

La cuarte tía ¡uuh!, mi mama, obvio, “la comerciante”, siento que es la mejor de todas, y doy mil gracias que yo sea su hija, a comparación de las demás, tiene lados malos, si se enoja, pero para que esto suceda lleva mucho tiempo, nos da nuestro espacio, nos observa y habla, es muy burlona, cree que el mundo y las personas son perfectas, y como su apodo “la comerciante”, efectivamente es comerciante, le encanta lo que hace y como dice, que si volviera a nacer trabajaría en lo mismo, su trabajo es su vida, con ella todo es negocio, negociar palabras, acciones, prestamos, todo.

Tiene dos niñas y un niño, la mayor soy yo, veamos, defectos en mi, ¡claro que hay!, digo cosas sin pensar, soy algo perezosa, floja, me gusta holgazanear, desesperada, hay cosas buenas en mi también, soy muy buena amigas, digo las cosas como son, soy optimista, intento hacer las cosas cada vez mejor y mucho mas.

Mi hermanita la más pequeña, es coqueta, es muy sentimental y linda, mi hermano, es un desastre para la sociedad.

La ultima tía, “la abogada”, no, eso sí lo es, estudió derecho, y buena desempeñando su trabajo, odia el maltrato femenino y a los hombres en especial, cocina muy rico, es muy divertida, le encanta salir de compras con migo, es de lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada